¿Cómo funcionan las bombonas de oxígeno?

Uno de los pasos claves a la hora de comprar una bombona de oxígeno es conocer a detalle todos los mínimos básicos de uso para saber cuando está operativa o cuando no, cuando tienes que proceder a llenar, como tienes que reposarla, tips que lo único que hará es sacarle un mejor provecho a tu botella de oxígeno…

No nos gustaría que estuvieras en una consulta médica urgente o instantes antes de bucear, no disponiendo a tu lado de un profesional de la práctica y por una cultura a medias acerca del uso de una bombona de oxígeno te pueda suceder males que no deseamos a ninguno de nuestros clientes

Es por eso que tienes que quedarte aquí, para que descubras cuales son cada uno de estos puntos y te lo grabes en la cabeza como si del padre nuestro o el nombre de tu padre o madre se tratase. ¿A qué esas dos cosas no se te olvidan nunca? Lo mismo queremos que hagas con lo que a continuación te comentaremos

Ahora sí viene lo bueno, ese artículo con ayuda de un vídeo de Youtube que te hará todo el proceso de compresión mas ameno y en la que, en definitiva, conseguirás un uso más eficiente y concienciado de tu cilindro de oxígeno ¡Vamos allá!

Tips acerca del uso de tu botella de oxígeno

Sitúa el video en el minuto 0:18. Tal y como puedes ver, comenzamos con lo más básico: la válvula por donde se llena el tanque de oxígeno y el regulador, o también conocido como manómetro, que se encarga de dos cosas. Por un lado, cuantificar cuanto oxígeno le queda a la garrafa y si está al borde de acabarse (con la aguja del manómetro próxima al indicador rojo) o está llena (con la aguja del manómetro próxima al indicador verde)

Dicho esto, en el minuto 0:35 se destaca que en uno de los cantos del controlador se puede establecer la velocidad de flujo de aire (medido en litros) por minuto. Cuanto mas velocidad establezcas, más rápido se vaciará la bombona de oxígeno. Hemos hablado de la base redonda, parecida a la de un reloj, hemos hablado del ajustador de flujo de velocidad

En el minuto 0:42 se destaca una especie de pitorro el cual permite conectar el regulador con la bombona de oxigeno, como los pequeños tapones que tienen las ruedas de las bicicletas con acceso directo a la conexión de una válvula de aire para inflarla al completo. Segundos después puedes apreciar como, efectivamente, el artefacto está controlador al artefacto a través de este pequeño saliente

En el minuto o:47 se destaca una especie de abridor, como las de las botellas de la cerveza, el cual permitirá abrir o cerrar la válvula, permitiendo obstruir la salida del oxígeno o vaciar la botella al completo por voluntad propia. También se puede asegurar para asegurar que el cierre de la válvula sea completamente hermético, no permitiendo ningún atisbo de salida de oxígeno

Situando el video justo en el minuto 0:55, puedes apreciar una forma de encender la bombona de oxígeno. Para ello, agarra el abridor y muévelo hacia tu izquierda. Seguidamente, verifica si la manija del regulador sube y deja de estar hacia la izquierda en un ángulo de 180 grados. Sitúa el vídeo en el minuto 1:02 para ver en detalle este importante paso

A partir del minuto 1:07, volvemos al controlador manual de velocidad flujo de oxigenación. Según la cantidad de flujos que necesites, enrolla mas o menos la rueda. Seguidamente, comprueba que efectivamente sale el oxígeno sin problema en la válvula que ira a la cánula nasal, escuchando ese sonido típico de salida de aire

Partiendo el vídeo desde el minuto 1:20, nos explica algo imprescindible: Por un lado, asegúrate que esa parte de la cánula este bien conectada pegando un oído al lado de éste y comprobando que no sale nada de oxígeno. Esto es especialmente importante si vas a bucear, evitando que se salga la cánula estando sumergido varios metros

Por otro lado, las cánulas siempre tiene que estar orientadas hacia abajo, refiriéndonos a los dos orificios que irán directos en ambos conductos de la nariz. Este detalle tenlo en cuenta siempre que vayas a utilizar una bombona de oxígeno medicinal. Parte el video en el minuto 1:25 para enterarte bien de este detalle

Una vez introducido los dos orificios por la nariz, haz un agarre seguro y solido que evite que se caiga al suelo aún el paciente haga movimientos bruscos. Una manera de proceder puede ser como la que se ve a partir del minuto 1:30, agarrándola a través de la abertura que hay entre el centro de la oreja que borda con las patillas y, últimamente, ajustándolo en la barbilla o detrás de la cabeza

Otra cosa que puedes hacer es como la que comenta desde el minuto 1:41, el cual explica que puedes hacer uso de esparadrapo para sustentar las cánulas, teniendo casi al 100% de seguridad de que no se te va a caer y los orificios no se van a salir de la nariz en ningún momento. Dicho esto, ya conoces todos los mínimos imprescindibles a la hora de prender una bombona de oxigeno ordinaria

Ahora te puedes estar preguntando: una vez usada, ¿cómo tengo que proceder a apagarla? Bien, tal y como se explica a partir del minuto 1:50, haz lo mismo de antes con la diferencia de que la rueda encargada de manipular el flujo de oxigeno quede a 0 y la válvula quede completamente cerrada para evitar que salga aire en momentos innecesarios, apretándolo hacia la derecha (parte el video en el minuto 1:56)

Una vez cerrada la válvula de la bombona, vuelve a encender el control de flujo de oxígeno. De esta manera, el oxígeno saldrá por el escape de salida del controlador, quedando el contador de la rueda en su posición natural hacia la izquierda en un ángulo de 180 grados. Con esto, estarás 100% asegurado de que el tanque de oxigenación estará completamente cerrado

En este punto, parte el video en el minuto 2:10. Cuando tengas tu botella de oxigenación completamente vacía, se sugiere que el regulador lo coloques en una bombona nueva. Para ello, hay que girar la empuñadura encargada de sustentar el regulador a la botella y, seguidamente, podrás retirar el cilindro que calcula el oxígeno

En el minuto 2:22 se señala en una raya azul como las dos clavijas del regulador independiente a la botella, tiene que ir ancladas a esas dos clavijas (las que se ven a partir del minuto 2:26. Tienen que estar completamente alineadas para que los datos obtenidos en el contador del controlador automático sean los reales, los que se ajustan a la realidad

Posteriormente, en el minuto 2:36 se indica como acoplarlo de nuevo al termostato, apretando hacia dentro la manivela con tal de anclar los orificios de éste a las hendiduras presentes en la parte superior de la bombona. Asegúrate que no se pueda apretar más. Así, sabrás que en ningún momento se te moverá del sitio

Muy IMPORTANTE lo que se viene a partir del minuto 3:05: Si eres fumador/a, evite fumar a toda costa cuando tenga la bombona de oxigeno próxima a ti, y mas si estás en un lugar cerrado como un coche o una consulta. Para ello, deja una ventana del coche o de la consulta ligeramente abierta

Cualquier cosa que hagas, sea agarrar un mechero para proceder a cortar cualquier sobrante de hilo o calentar la tinta de un bolígrafo para pintar que esta seca, cosas que alguna vez habrás hecho, puede conllevar a un riesgo alto de incendio. Recuerda que el oxígeno la fuente de alimentación de toda llama

Cuando transportes la bombona de oxigenación, asegúrate de recostarlo en un lugar que no pueda moverse con fluidez, evitando que algunos de sus escapes puedas ser dañados y el posterior funcionamiento del mismo sea ineficiente. Puedes ayudarte de el cinturón de seguridad, de cobijas, toallas o cualquier cosa que haga que se sustente y no se pueda mover en ningún momento

No guardes, bajo ningún concepto, tu redoma de oxígeno en un armario de diminutas dimensiones o en el maletero del carro. Siempre asegúrate que la bombona queda en un lugar ligeramente ventilado, a la que no frecuentes ir

En casa es mas común prender fuego, ya sea para encender una vela o encender una vitroceramica de antaño. Puedes pensar que al guardarla en un armario vas a evitar males mayores, pero nada mas lejos de la realidad. A partir de ahora y siempre que no la vayas a utilizar, mantenga lo más alejada posible de ti

Otros detalles a tener en cuenta, es que si utilizas cualquier impregnado facial, asegúrate que no presenta elementos inflamables que puedan provocar fuego y mantenga alejada, por supuesto, de cualquier lugar que irradie calor en tu domicilio, tales como el radiador, la estufa o el horno. En el minuto 5:04 se recomiendan 10 pies (unos 3 metros aproximadamente)

Por supuesto, manténgalo alejado ante cualquier producto inflamable como un desodorante a modo de spray, de pinturas o de bidones de gasolina, etc. Haz clic aquí para descubrir algunas de los elementos inflamables que tienes más presentes en casa y tienes que evitar a toda costa que estén próximas a la bombona

¡LISTO! Ya sabrás algunos de los indispensables que bombonasdeoxigeno.com le recomienda a sus clientes tanto la fase de pre-adquisición como post-adquisición para hacer un correcto uso del mismo y errores que todo novato, como puedes ser tú, puedes cometer

Cualquier duda que se nos haya pasado por alto o un detalle que no te haya quedado claro, contáctanos y con gusto te atenderemos. Darle las gracias al canal de youtube Children’s Hospital Colorado por explicar a detalle todas las aclaraciones acerca de la pre-actividad y post-actividad de las botellas de oxígeno